Setiembre del 2016

Seis razones por las que tu bebé no camina aún

Seis razones por las que tu bebé no camina aún

Algunos bebés cumplen los 15 meses y todavía caminan. Esto a menudo genera un poco de preocupación en los padres, por lo que la web Bebés y más nos hace un interesante listado de razones que buscan explicar los motivos más habituales que hacen que algunos niños tarden más tiempo en echar a andar.

1. Tiene un ritmo distinto

No existen reglas exactas que digan cuándo debe caminar un bebé. Clara prueba es que algunos hayamos empezado a caminar a los 10 meses cuando otros lo hicieron a los 15.

Si tu bebé fue un poco lento para darse la vuelta o apenas se movía cuando otros ya gateaban, lo más probable es que se tarde en caminar más que los niños de su edad, simplemente porque su ritmo es un poco diferente. Lo único que habría que observar es que el proceso tampoco tarde mucho pues hay que descartar algún tipo de trastorno.

2. Es un bebé tranquilo

Así como hay bebés hiperactivos, también existen los muy tranquilos. Ellos son quienes pueden pasar horas sin llorar o están en un mismo lugar sin problema alguno. En realidad, no es que estén pasando por  alguna dificultad, sino que sí harán dichas actividades pero más adelante porque no encuentran la prisa en hacerlo ahora.

3. Es un bebé precavido

Y así como existen niños que se avientan a hacer cosas arriesgadas como empezar a bajar las escaleras, así también hay quienes no se atreven y se sientan primero para luego bajar los pies hasta que tocan el suelo, gatean solos por zonas que consideran seguras, encuentran muebles de los cuales agarrarse, etc. Estos niños se tardan más en caminar pero tienen la ventaja de que se dan muy pocos golpes.

4. Lo intentó pero se asustó

Si este bebé ya lo ha intentado antes y se hizo mucho daño o se asusto demasiado, es muy probable que esta mala experiencia le haya provocado miedo y entre de golpe al grupo de niños precavidos hasta que vuelva a coger confianza o encuentre seguridad.

5. Su anatomía no ayuda

Si el niño pesa mucho o si su estatura es muy alta, esto logra afectar su estabilidad por lo que solo queda esperar que desarrollen más su sentido del equilibrio con el pasar del tiempo.

6. Es un experto gateador

Puede ser que el bebé sea un experto gateando y lo haga tan bien y rápido que por el momento no vea ventaja alguna en caminar despacito, porque actualmente logra sus objetivos al gatear.

DÉJANOS TU COMENTARIO: