Setiembre del 2016

Reglas para visitar a un recién nacido (y a su mamá)

Reglas para visitar a un recién nacido (y a su mamá)

A todo el mundo le entusiasma la llegada de un bebé y quisieran conocerlo de inmediato, sin embargo, la nueva familia está viviendo una etapa que debemos saber encajar con tino. Para esto, el blog Criando Creando nos hace un listado de tips para poder visitar al nuevo integrante de la familia y hacerle la vida mas cómoda a la nueva mamá.

1. Dejar pasar unos días

Cuando una mamá recién sale de parto o cesárea puede estar muy cansada, con las hormonas revueltas, aprendiendo a cargar y/o a amamantar al bebé, por lo que también podría estresarse si hay mucha gente consigo. Por ello, a menos que seas la abuela o muy cercana a la nueva familia, espera unos días para visitar, o consúltalo al celular o deja un mensaje en WhatsApp o demás redes sociales.

2. Visitas cortas

Procura una visita corta, más adelante podrás estar más tiempo. Ahora la mamá y el papá están cansados, y necesitan tiempo para adaptarse a un cambio radical de vida, sobretodo un tiempo sin miradas y opiniones que será bien recibido.

3. Si estás enfermo, espera un poco

No hay nada peor que ir a visitar con gripe a un bebé. Aunque sabemos que ellos tienen anticuerpos, es mejor evitar los riesgos. También aplica para besarles la carita o las manitas (lo último que necesita el bebé es una gripa o una neumonía, en el peor de los casos).

4. Avisa antes de…

De preferencia envía un mensaje antes de llegar, así evitarás que se despierte el bebe repentinamente (aveces cuesta mucho dormirlos). Y no te aparezcas de sorpresa, no sabes qué podría haber planificado los nuevos papis.

5. No es una reunión social

No hagas comentarios si es que la mamá te recibe en pijamas y sin peinar, pues las primeras semanas son las más difíciles de organizarse. Y tampoco esperar cena, pues, al contrario, es un gran detalle llevar algo de comer y ayudar un poco en casa.

Un detalle super detalle es llevar la cena o la comida, o unos tuppers con espaguetti, arroz y algún guisado, para que solo la caliente en los próximos días , ahorrarte el trabajo de cocinar o de lavar trastes. De seguro la nueva familia-en organización-te lo agradecerá mucho.

El olor a tabaco, las conversaciones ruidosas y los perfumes fuertes pueden estresar a la mamá, y sobretodo al bebé, pues recién este último se está acostumbrándo a los olores, ruidos y sensaciones del exterior.

6. OJO con los consejos

Frente a una nueva mamá confundida o hasta incluso torpe, la mejor forma de empoderarla es con nuestra compañía y no llenarla de consejos o indicaciones, a menos que ella nos lo esté preguntando.

Podrías imprimir algún artículo de lactancia y llevárselo impreso, o recomendarle algún asesor o especialista del tema.

Hay mamás que se sienten cómodas y hasta pueden pedir que te quedes, hay mamás que necesitan su espacio para adaptarse, hay de todo. Lo mejor es tomar precaución y ser asertivo/a en todo momento.

DÉJANOS TU COMENTARIO: