Julio del 2016

¿No sabes qué hacer con tu bebé?, Consejos para mamás primerizas

¿No sabes qué hacer con tu bebé?, Consejos para mamás primerizas
¿Eres mamá por primera vez y no sabes qué hacer?, aquí te damos algunos consejos que te serán muy útiles en esta nueva etapa de tu vida:
1.- ¿Para qué ponerle tan pronto al pecho, si apenas tengo leche?
Esa primera leche amarillenta que es el calostro aun siendo tan escasa, lleva defensas y todo lo que el recién nacido necesita por el momento. Pero, además, nada estimula tanto la futura subida de leche como la succión del pecho que ya buscan al poco de nacer, y siempre que sea posible se les debe ofrecer en la sala de partos o al menos durante la primera hora de vida.
2.- ¿Cada cuánto debo darle de mamar? 
Es inútil intentar que coman si no lo desean, pero hacerles esperar cuando tienen hambre es maltratar física y psicológicamente a unos seres incapaces de tener paciencia. Es la madre la que Debe conocer y adaptarse al niño y no al niño a un reloj, de modo que se les ha de dejar mamar tan a menudo como quieran. Al principio seguramente de forma algo irregular, cada dos o tres horas (o incluso menos). Eso hará que la producción de leche se acomode a la demanda del bebé, y poco a poco las tomas se irán espaciando y haciendo más regulares.
3.- ¿Cómo sabré que ya tiene hambre? ¿He de esperar a que llore? 
Aunque algunos se quejan en cuanto sienten la menor necesidad, el aumento de actividad y los movimientos de búsqueda que hacen con los labios, son ya probables signos de hambre en los recién nacidos, y se les debe poner al pecho sin esperar a que llegue a hacerles llorar. Si están al lado de su madre, siempre se detectarán más pronto esos signos.
4.- ¿Se le puede dar un poco de suero glucosado o agua si pide antes de tiempo?
Las necesidades del bebé no saben de relojes, y la pésima costumbre de quitarles el hambre con suero por no «molestar» a la madre o porque «aún no toca», puede hacer que luego rechacen el pecho o lo dejen medio lleno, y no suba toda la leche (y el agua) que necesitan. Si tienen hambre hay que darles el pecho y no agua, ni sola ni con glucosa.
5.- ¿Cuánto ha de durar la toma?
Los niños vacían el noventa por ciento del pecho en los primeros cinco minutos, pero necesitan otro tanto para apurar el resto, rico en grasas muy buenas para el desarrollo de su cerebro. Además, también tienen derecho a gozar de su madre. La toma no debe tener ninguna duración en particular, cada niño se toma el tiempo que necesita para extraer la leche en medida a sus necesidades.
 lactancia1
6.- ¿Cómo lograr que se suelte?
Nunca se debe estirar para apartarlos del pecho, pues eso podría acabar dañándolo, sino introducir un dedo entre el ángulo de su boca y el pezón, rompiendo así el vacío que hacen al chupar, en el caso que el bebé se haya quedado dormido. Nunca interrumpas cuando está comiendo.
7.- ¿Ha de mamar cada vez de los dos lados?
Durante los primeros días deben tomar de los dos para estimular la subida de la leche . Luego pueden tener suficiente con uno, pero hay que ofrecerles los dos, que ellos dirán si quieren o no el segundo. Y si maman de ambos, empezar siempre con el que fue el último la vez anterior, pues seguramente quedó más lleno y debe vaciarse del todo para que no baje la producción de leche.
8.- ¿Qué pasa si al nacer no quiere agarrarse al pecho? ¿Me subirá igual la leche?
Después del parto pueden tardar hasta una hora en mostrar interés por mamar y no hay que tener prisa. En cualquier caso, el contacto piel a piel en las primeras horas de vida también contribuye decisivamente al éxito de la lactancia materna, hasta el punto de que hoy se recomienda secarles y hacerles la primera exploración sobre el propio cuerpo de la madre.
9.- ¿Y si luego no hace más que dormir? 
Es frecuente que hasta el segundo o tercer día de vida estén bastante somnolientos y aunque se les debe ofrecer el pecho cada 2 horas y siempre que parezcan tener hambre, no es raro que luego apenas quieran mamar. Es mejor no despertarlos para mamar.
10.- ¿Y si no aguanta ni dos horas?
Eso no quiere decir que no queden satisfechos. Una vez arrancan pueden mostrarse muy hambrientos, y tampoco debe extrañar que durante la primera semana pidan alguna vez antes de dos horas. A los largo del día, lo normal es que mamen entre ocho y doce veces, pero las tomas no siempre están perfectamente repartidas.
Fuente: http://www.paraelbebe.net/

Etiquetas:

DÉJANOS TU COMENTARIO: