Octubre del 2016

Lactancia materna como acto ecológico

Lactancia materna como acto ecológico

Son innumerables los beneficios ya conocidos sobre la lactancia materna. Sin embargo, sus ventajas ecológicas son tal vez las menos reconocidas. Y es que la leche materna es un recurso natural y renovable generalmente ignorado y ambientalmente seguro, que es entregado al consumidor/a, sin contaminación, empaque o residuo.

La producción y el uso de fórmulas infantiles generan emisiones de gases de efecto invernadero que aceleran el calentamiento global y además, producen contaminación y emisiones tóxicas dados sus residuos. Aunque todavía no se ha cuantificado en términos monetarios, hay muchos costos ambientales asociados con el no amamantamiento:

A) 720,450 toneladas de fórmulas infantiles se venden cada año en tan solo 6 países asiáticos y estos generan cerca de 2.9 millones de toneladas de gases de efecto invernadero. Esto es equivalente a 7,000 millones de millas recorridas por un vehículo promedio de pasajeros o a 1.03 millones de toneladas de residuos enviados a los vertederos.

B) Se estima que se necesitan más de 4.000 litros de agua para producir 1 kg de sucedáneo de la leche materna.

Dar de amamantar significa menos gases de efecto invernadero, menos degradación ambiental y menos contaminación.

La lactancia materna ayuda a la transición de una economía basada en combustibles fósiles a una economía baja en carbono. No se necesita electricidad para producir la leche materna y no se requiere de combustible para transportarla, reduciendo así las emisiones de dióxido de carbono, el principal gas de efecto invernadero. Entonces, si te es posible, apoyemos y fomentemos la lactancia materna.

Etiquetas:

DÉJANOS TU COMENTARIO: