Enero del 2016

Cuidado con los bebés prematuros

Cuidado con los bebés prematuros

Según la Organización Mundial de la Salud, un recién nacido se considera prematuro cuando el parto tiene lugar antes de las 37 semanas de gestación. Según cifras oficiales, 1 de cada 10 niños que nacen, son prematuros, unos 15 millones en total. El 60 % de ellos nace en el África subsahariana y Asia meridional.

Ahora bien, ¿por qué esto es un problema? ¿Qué riesgos para la salud enfrentan los niños y niñas que nacen antes del tiempo normal de gestación? Investiguemos un poco sobre este tema.prematuro2

Problemas de salud de los prematuros enelcorto plazo

Cuando
nace un bebé prematuro debe ser llevado a cuidados intensivos y puesto inmediatamente en una incubadora, que es una especie de cuna especial que los mantiene templados. La pérdida de temperatura corporal es una de las dificultades más importantes que enfrenta el bebé prematuro recién nacido.

La incubadora no solo lo mantiene templado; en otras ocasiones, para facilitar la respiración, también se enriquece su ambiente con oxígeno. Esto, sin embargo, se suele evitar porque puede traer efectos secundarios, como la retinopatía por concentración alta de oxígeno.

Si el bebé no respira de forma autónoma se le debe colocar un respirador, pero aún los bebes que nacen respirando de forma aparentemente normal pueden agotarse y no tener energía suficiente para continuar haciéndolo. Por ello es tan importante que los bebés queden en observación, aún cuando pueden respirar por sí solos.

La alimentación del bebé en las primeras horas de vida también es un factor de problema. Algunos bebés nacen sin ningún tipo de problema para comer, pero otros pueden no tener bien desarrollado el reflejo de deglución, que es el que permite tragar el alimento sin ahogarse.

Otro gran problema que enfrentan los niños prematuros en los primeros días de vida es alto riesgo de desarrollar infecciones. Su sistema inmunitario no está completamente desarrollado, y deben protegerse de todo tipo de virus y bacterias presentes en el ambiente exterior. Para ello también es fundamental el uso de las incubadoras.

Además de la pérdida de temperatura, y los problemas relacionados con la respiración, la alimentación y las infecciones; los bebés prematuros pueden desarrollar problemas en su desarrollo cognitivo y sus ojos. Debido a su bajo peso, el riesgo de hemorragia cerebral es alto durante el parto y los primeros días de vida. Además pueden desarrollar problemas en la vista debido a que sus ojos no están preparados para la luz del mundo exterior.

Problemas de salud de los prematuros en el mediano y largo plazo

Los primeros días y semanas de vida de un niño prematuro son los más complicados, sin embargo, la prematurez también tiene efectos en el desarrollo a mediano y largo plazo. La tasa de mortalidad infantil es mucho mayor entre niños prematuros que entre los niños que nacen a término.

En gran medida, los problemas de salud asociados a la prematurez dependen de cuán prematuro fue el niño o la niña, la calidad de la atención que recibió la madre durante el parto y los cuidados que recibió en los primeros momentos de vida.

El 60 % de los niños que nacen a las 26 semanas de gestación desarrollan diferentes tipos de problemas de por vida como: enfermedad pulmonar crónica, ceguera, sordera y problemas de desarrollo cognitivo. Para los niños que nacen a las 31 semanas de gestación, ese porcentaje desciende a 30 %.

La tasa de mortalidad infantil de los niños prematuros desciende cada año. Es decir que cada año que sobrevive un niño prematuro, tiene menos probabilidades de morir por motivos relacionados con la prematurez. Sin embargo, el nacimiento prematuro tiene efectos también en la vida adulta.

Una investigación publicada en el Journal of the American Medical Association reveló que los hombres nacidos entre las 22 y 27 semanas de gestación tienen un 76 % menos probabilidades de tener hijos, y las mujeres un 67 % menos. Además, haber nacido prematuro aumenta las posibilidades de tener hijos prematuros, tanto en hombres como en mujeres.

Escrito por Lucia Yarzabal

Fuente: Batanga

Etiquetas:

DÉJANOS TU COMENTARIO: